Vivir en la playa: Expectativa vs realidad

VIVIR EN LA PLAYA NO ES LO QUE PARECE

Cuando me escapé del DF (sí, en ese entonces todavía era DF) y digo me escapé porque literal, creo que a nadie le avisé que me iba. Nunca pensé que iba a vivir en la playa. Lo decidí de un día para otro, en caliente, así de: ¡me voy y me vale gorro! Pero llegué y dije ¡madres! ¿y ahora? ¿dónde fregados voy a hacer amigos? ¿a dónde hay que ir para conocer gente? Y pues cuando conseguí mi primer trabajo, ahí conocí a mis primeros amigos. Trabajé en un hotel, y seguro estás imaginando que la pasaba súper…Pues no.

Cuando vives en un destino de playa, lo primero que piensan tu familia y amigos, los que viven en la ciudad, es que seguro te la vives broncéandote en la playa, surfeando, tomando cerveza o piñas coladas tirada en un camastro echando la hueva a gusto. Y pues sorry, pero ¡NO! Nada de eso jaja. Aquí tienes una pequeña lista de lo que seguro ha pasado por tu mente cuando tienes un amigo o familiar que vive en la playa. (No lo niegues jajaja).

1. ¡Qué suerte! ¡Vivir en la playa!

Bueno, mi casa está muy cerca del mar, pero ¡no vivo en la playa! Puerto Vallarta y Riviera Nayarit son como cualquier ciudad, si hay súper, hay escuelas y fraccionamientos donde habitan la mayoría de los Godínez de playa. ¡Sí, también trabajamos de 9 a 6! Y mis pobres amigos hoteleros, trabajan los sábados también, o dependiendo de su puesto, su descanso es entre semana. ¿Ah verdad? No está tan cool como pensabas.

 

Cómo es vivir en la playa

 

2. Que vivimos en traje de baño

Vivir en la playa no quiere decir que vayamos por la vida enseñando nuestras carnes por todos lados. Sí, nuestra ropa es más ligerita, nada de suetercitos, abriguitos y ni qué decir de las botas (aunque nunca falta aquella que tantito baja la temperatura y ya siente que viene el invierno jajaja #OsoMil). Pero no, tampoco vamos en traje de baño y chanclas a trabajar, y estamos muy lejos de tener el bronceado perfecto; la mayoría de nuestra ropa suele ser bastante normal y nuestro bronceado también.

bikini

3. Que somos agentes de viajes y conseguimos descuento en todos lados

Si les podemos servir en algún momento como guía de turistas, siempre y cuando nuestros trabajos lo permitan jaja. Pero lamento decirles que no nos sabemos las tarifas de cada uno de los hoteles y no nos hacen descuentos en todos lados, sí tenemos uno que otro descuentito por ser locales y eso dependiendo de la temporada, peeero ese es NUESTRO, no es transferible. ¡Sorry!

no

4. Que nos la pasamos comiendo mariscos

Sí, son deliciosos y los podrás encontrar en casi cualquier restaurante de Puerto Vallarta y Riviera Nayarit. Pero no, no los comemos todos los días, es más, hay personas a las que de plano ni les gustan. Nuestra dieta es bastante balanceada, OJO, dije balanceada, no siempre saludable jajajaja. Comemos pizzas, tacos, tortas, hamburguesas, aquí hay de todo.

mariscos

5. Que todas las casas tienen alberca o nos la pasamos en la playa

No, no todas tienen alberca y la verdad es que los que tenemos, las usamos menos de lo que te imaginas. Igual que las playas, ¡claro que vamos! y yo en lo personal exploro nuevas para recomendárselas, pero también depende mucho de las temporadas, preferimos visitarlas cuando no hay tantos turistas.

alberca

6. Que todos los días salimos de fiesta

Esteee…hubo un tiempo en el que confieso que sí agarraba la fiesta de martes o miércoles hasta el sábado, peeeero pues el cuerpo se cansa y ya a esta edad no es lo mismo. Sí salimos de fiesta, pero no lo hacemos todos los días.  

fiesta

7. Que ya estamos acostumbrados al calor

¡JAMÁS! No importa cuánto tiempo llevemos viviendo aquí, nunca te acostumbras al calor, aprendes a vivir con él, que es diferente. No está nada cool sudar todo el día, además de que la humedad aquí está cañona, por eso agradezco al cielo ser una damita Godínez, porque mi oficina tiene aire acondicionado. ¡Yeiiii!!

calor

8. Que todos trabajamos en un hotel

Yo lo llegué a pensar y por supuesto, la hotelería es una de las industrias más importantes en cualquier destino de playa y muchos de mis amigos trabajan en hoteles. Pero no todo es hospitalidad, yo soy una Godínez/Blogger/Entrepreneur que trabaja de tiempo completo en marketing digital. ¿Ah verdad?

hotel

Sea lo que sea, la verdad es que vivir en la playa es otra cosa y aunque extrañe mi ciudad, la tranquilidad de vivir aquí no la cambio por nada, además de que la neta sí me la paso increíble. Está bien cool saber que si así lo quieres, fácilmente puedes irte a echar una chelita a la playa saliendo del trabajo. O que no necesitas mover cielo, mar y tierra para coordinar la agenda de tus amigos para planear un viaje a la playa el próximo puente. Simplemente vas y ya.

Además Puerto Vallarta es uno de los destinos de playa más increíbles en México, hay muchísimas cosas que hacer y muchísimos lugares para visitar. Riviera Nayarit es el destino de moda. Tiene bellísimas playas y pueblitos llenos de color como Sayulita o San Pancho. Aquí encontrarás los hoteles más cool, restaurantes que ofrecen comida deliciosa para todos los gustos y todos los presupuestos. Son el sueño de todo millennial viajero.

playa

Cuéntenme ¿a ustedes les gustaría vivir en la playa? ¿A cuál?

 

You may also like

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *